La crisis de precios y la falta de rentabilidad de los cereales está calando poco a poco en los agricultores, que empiezan a mirar alternativas a sus cultivos. Y un buen ejemplo de esto es que más de 150 agricultores de la provincia de Córdoba participaron este martes 27 en la charla ‘La colza: claves del cultivo’, que impartió el técnico de cultivos de Euralis de la zona Ibera Sur, Javier García de Tejada, desde el punto de vista como alternativa a los cultivos tradicionales, como el girasol o el maíz.

En el encuentro, organizado por Asaja Córdoba, Cetisur y Euralis, en colaboración con Caja Rural del Sur, se presentaron las nuevas variedades de colza, más productivas, tanto en secano como en regadío.

UN CULTIVO MÁS RENTABLE QUE MEJORA LA ESTRUCTURA DEL SUELO Y QUE, AL SER UNA SEMILLA DE SIEMBRA INVERNAL, EVITA LA EROSIÓN DEL TERRENO.

A pesar de que ha sido un cultivo poco implantado, se destacaron sus ventajas y es que “es un mejorante del suelo, incrementa la producción del cereal siguiente y su rastrojo devuelve el 30% de fósforo, el 80% de potasio, el 86% de calcio y el 40% de magnesio”, destacó García de Tejada.

Asimismo, se trató tanto la rentabilidad del cultivo como distintos aspectos agronómicos, el manejo adecuado con herbicidas adecuados y las distintas tipologías de semillas. Por otro lado, la colza mejora la estructura del suelo al facilitar la aireación y el drenaje, y al ser una semilla de siembra invernal, evita la erosión del terreno, que permanece cubierto todo el invierno, y no extrae agua en verano, dejando así un mejor barbecho para la rotación con los cereales del siguiente invierno.

Además, al ser un cultivo de siembra invernal, aprovecha las lluvias otoñales e invernales, con lo que en regiones como la andaluza mejora su rendimiento frente a otros cultivos.

Se puede sembrar colza en siembra directa, mínimo laboreo y laboreo convencional. La colza, hasta ahora poco implantada en Andalucía, ha experimentado un repunte, situándose Córdoba como la segunda provincia a nivel regional con un total de 518,07 hectáreas en 2015 frente a las 72 del año 2013, suponiendo un 13,85% del total de la superficie de la provincia, por lo que las cifras han ido en aumento de forma considerable. De este modo, Córdoba se sitúa por delante de Cádiz, Málaga, Huelva y Jaén, sólo por detrás de la provincia de Sevilla.

Aumenta el interés de los agricultores por la colza como alternativa al cultivo tradicional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioPost comment