La producción en el olivo está influenciada por el tipo de olivo, la variedad que se cultive, la producción de la campaña anterior y las prácticas llevadas a cabo por los agricultores.

El número de frutos por árbol, el tamaño y el peso del fruto son factores de importancia en la producción tanto de aceite como de aceituna de mesa. Una nutrición vegetal equilibrada es necesaria para asegurar una alta producción de aceitunas. El olivar es un cultivo muy agradecido a la fertilización, ya sea aportado por fertirrigación, por abonado de fondo o vía foliar.

Con un programa de nutrición vegetal que cubra todos los requerimientos nutricionales del cultivo el agricultor podrá aumentar la productividad maximizando así el beneficio económico.

El olivar es un cultivo en el que se da vecería (alternancia en la producción) entre campaña y campaña, y esto se debe tener en cuenta a la hora de planificar el programa de fertilización, ya que los años de mayor y de menor productividad tienen un patrón de absorción de nutrientes diferente. Las hojas y los frutos contienen un 65% del contenido total de nutrientes. La edad de la hoja y la carga frutal determinará el nivel de nutrientes requerido por la hoja. Este requerimiento nutricional también puede variar de una campaña a otra.

Principales factores que pueden afectar a la productividad del olivo:

  • La variedad cultivada o a cultivar
  • Tipo de olivo
  • Producción obtenida en la campañas anteriores.
  • Prácticas culturales llevadas a cabo por los agricultores.

El Objetivo

Incrementar la producción, el rendimiento graso y reducir las enfermedades en el cultivo del olivar, concretamente el repilo.

repilo_olivo

El repilo es la enfermedad más importante del olivar. Las lesiones se manifiestan en el haz, en forma de manchas circulares.

En este caso concreto nos centraremos en la variedad de aceituna de molino, cuya recolección está destinada a la producción de aceite de oliva. A diferencia de las aceitunas de mesa, las de molino se tratarán de una forma distinta para producir el aceite y su propia recolección, es distinta a las variedades de mesa. Entre las variedades más destacadas de aceituna para aceite, podemos encontrarnos:

  1. Picual. Se trata de una de las más empleadas en la producción de aceite de oliva y se caracteriza por ofrecer un sabor afrutado con tintes amargos y algo picante. Es una de las variedades más cultivadas en nuestro país.
  2. Hojiblanca. Se trata de una aceituna de gran tamaño, que permite una alta extracción de aceite y cuyo procesamiento da lugar a aceites dulces aunque con toques amargos a almendra.
  3. Rojal de cañada. La variedad rojal de cañada es una de las famosas en nuestro país por su color rojizo en la madurez. Como resultado, esta aceituna ofrece un aceite frutado verde amargo.
  4. Arbequina. Esa variedad de aceituna cuenta con uno de los mayores porcentajes de extracción de aceite. No es apta para mesa ya que su tamaño es pequeño y presenta un hueso bastante prominente. Ofrece un aceite de oliva aromático, suave y dulce; escasamente amargo y picante.
  5. Picudo. La variedad picudo es una de las más importantes y cuenta con Denominación de Origen. El aceite que se obtiene de esta variedad ofrece sabores que recuerdan a frutas exóticas. Es suave, afrutado y con toques a almendra y manzana.
  6. Verdial. Esta es otra de las variedades más cultivas en nuestro país, para la producción de aceite de oliva. Es típica de la zona de Málaga y el aceite que se obtiene es dulce, sin amargor o picante.
  7. Lechín. Con un nombre que recibe debido al color blanco de su pulpa, la variedad lechín se cultiva especialmente en Sevilla, Córdoba, Málaga, Cádiz y Huelva. De este tipo de aceituna se extrae un aceite de amargor medio, sabor vegetal y postgusto a almendra verde.

*Podemos encontrar hasta 260 variedades de aceitunas para aceite, aunque las más importantes sin duda, son las anteriormente mencionadas.

¿Como aumentar la producción y el rendimiento?

Tras una valoración previa de las necesidades nutricionales del olivar, se desarrolla un plan de abonado foliar o por irrigación, creado meticulosamente por Fertisierra, con unas respuestas muy positivas para el agricultor. Consiste, en aplicar cuatros tratamientos de abonos foliares naturales, uno, sobre el inicio de la brotación, otro, en la floración, otro del cuajado y el último, primeras lluvias de otoño. (Cada tratamiento, puede coincidir con el tratamiento de fungicidas (repilo), insecticidas (prays), etc.)

Primera Fase

  • BTL SOILFORCE…………..2,5 L/1000 L
  • LOMBRICO MOL-75………5,0 L/1000 L
  • AMINOLOM ZINC………….2,5 L/1000 L
  • AMINOLOM GRANO………2,5 L/1000 L
  • NOBRICO STAR……………..1,0 L/1000 L

Segunda Fase

  • BTL SOILFORCE…………..2,5 L/1000 L
  • LOMBRICO MOL-75………5,0 L/1000 L
  • AMINOLOM ZINC………….2,5 L/1000 L
  • AMINOLOM GRANO………2,5 L/1000 L
  • NOBRICO STAR……………..1,0 L/1000 L

Tercera Fase

  • LOMBRICO MOL-75………5,0 L/1000 L
  • AMINOLOM ENGORDE….5,0 L/1000 L

Cuarta Fase

  • BTL SOILFORCE……………2,5 L/1000 L
  • AMINOLOM ENGORDE….5,0 L/1000 L

Estudio de los datos preliminares

Para efectuar una valoración los beneficios lo mas realista posible debemos comparar los resultados que obtendría un agricultor que «NO» ha aplicado el plan de abono Fertisierra, en comparación con el agricultor, que “SI” lo ha utilizado, consiguiendo un aumento de entre el 8% y 12% de la producción y aumentar entre el 1% y 2% el rendimiento graso.

Precio de la aceituna x rendimiento graso / 100*

Obtendremos un valor numérico que llamaremos (A*), y que para poder obtener el resultado final, utilizaremos dicho valor (A*) de la siguiente manera:

Valor (A*) x kg. de aceitunas entregados

Precio de la aceituna

En este caso concreto, tomaremos como referencia los precios proporcionados por los precios medios oficiales de la Junta de Andalucía, entre el periodo 1 de Noviembre del 2017 y del 1 de Abril del 2018.

Periodo Aceites de Oliva
Noviembre 17 3,56
Diciembre 17 3,59
Enero 18 3,60
Febrero 18 3,46
Marzo 18 2,99
Abril 18 2,90
MEDIA 3,35

Rendimiento graso por campaña

El sistema de pago al olivicultor está basado en el rendimiento graso de la aceituna que entrega en la almazara, o dicho de otra manera, en la cantidad de aceite que se pude obtener a partir de la aceituna que se moltura. Para ello, a cada partida se suele realizar un análisis del rendimiento graso, o grasa que contiene la aceituna, referido en porcentaje.

Jaen21,8%
Cordoba19,6%
Sevilla 18,4%
Granada22,9%
Malaga19,5%
Almeria19,9%
Cadiz18,6%
Huelva19,1%
MEDIA19,97%

Producción media por hectárea

Según los datos del Aforo de Producción de Oliva en Andalucía (Junta de Andalucía), hay una superficie de 1.561.950 hectareas., obteniendo una producción de 4.302.500 toneladas de aceitunas, siendo 15,8% inferior de la campaña 2016/2017, e inferior del 7,7% de la media de los últimos años.

Para saber la media de los kilos, obtenidos por una hectárea, dividimos la producción total, por el número de hectáreas que hay en Andalucía.

4.302.500 Tms / 1.561.950 Has = 2,754 Tms/Ha. (2.754 Kgs/Ha)

Valoración de los resultados

Valoración de costes

Anteriormente se ha mencionado los nombres de los productos y sus dosis recomendables, para cada tratamiento. Lo que nos queda, es valorar el coste de cada tratamiento. Para mayor facilidad, se ha sintetizado todo, en la siguiente imagen:

Beneficio bruto y beneficio neto

Para conseguir una valoración de los beneficios brutos, utilizaremos los datos que han sido reflejado a lo largo de este articulo. Que son los siguientes:

Precio medio


3,35 €/Kg

Rto. graso medio


19,97%

Producción media


2.754 Kgs/Ha

Por lo tanto el beneficio bruto para el agricultor que NO HA APLICADO el programa de abonado propuesto por Fertisierra seria:

3,35 €/kgs*19,97/100 = 0,669 €/kg

0,669 €/kg * 2.754 Kg/ha = 1.842,426 €/Ha

En el caso de el agricultor que SI HA SEGUIDO el tratamiento de abonos propuesto por Fertisierra, tenemos como referencia el incremento del 10% en la producción y +1,5 punto de rendimiento graso.

Precio medio


3,35 €/Kg

Rto. graso medio (+ 1,5 puntos)


21,47%

Producción media (+ 274,5 Kgs/Ha)


3.019,5 Kgs/Ha

3,35 €/kgs*21,47/100 = 0,720 €/kg

0,720 €/kg * 3.019,50 Kg/ha = 2.174 €/Ha

Finalmente, para obtener los beneficios netos que obtendrá un agricultor, restaremos los beneficios del agricultor que NO HA TRATADO su cultivo con los beneficios del agricultor que SI HA TRATADO su cultivo (acogido al plan de abono de Fertisierra), restaremos los siguiente:

Olivar NO tratado: 1.842,42 €/Ha. – Olivar SI tratado: 2.174,00 €/Ha. = Bco NETO 331,58 €/Ha

Conclusiones

A la hora de dar por terminado este articulo, “Como incrementar la produccion y el rendimiento en el olivar”, nos queda la impresión de haber alcanzado el objetivo que nos proponíamos en el prólogo. Probablemente, el lector ha querido buscar en estas páginas una recomendación muy concreta de cómo abonar el olivar, y posiblemente no la haya encontrado, porque sencillamente no la hay. Todos buscamos algo a que agarrarnos en un tema en constante evolución, porque cada caso es diferente, cada caso es específico, aun siendo todos olivos y próximos unos a los otros. Pero si el lector ha podido sacar algunos puntos claros, tanto en lo que no debe hacer nunca, como en lo que debe hacer para plantearse el abonado de su plantación, abandonando los tópicos ancestrales, habremos abierto una vía para conseguir unas cotas de productividad que a ellos mismos les sorprenderán.

Hay productores que piensan que el olivar ha de comportarse como ellos quieren, olvidando los muchos siglos que el olivo lleva sobre la tierra soportando frío, calor, sequía y tierras esquilmadas; y olvidan también que en el cultivo del olivo, como en cualquier ciencia, existen unos principios básicos, perfectamente contrastados, que hemos de tener en cuenta.

  • Haga un plan anual de abonado con la dirección de un técnico u hágalo sin titubeos.
  • No intente engañar al árbol dándole media ración o productos de baja calidad; porque el árbol no tiene sentimientos y devuelve en forma de cosecha lo que ha recibido en nutrientes.
  • La fertirrigación nos enseña que disponemos de un camino, científico, y suficientemente contrastado, para alcanzar los objetivos de rentabilidad de todo productor de aceituna.
  • En cada época del año, utilice los productos que aporten un equilibrio nutritivo acorde con el estado fenológico del olivar.
  • Si quiere rentabilizar su producción hágase a la idea de gastar un euro por olivo al menos y, no lo vea como un gasto, sino una inversión cuyos frutos recogerá al final de la campaña.